Primaria

Educación primaria2019-03-28T12:56:24+00:00

La Educación Primaria tiene carácter obligatorio y gratuito. Comprende seis cursos académicos, que se seguirán ordinariamente entre los seis y los doce años de edad. Con carácter general, los alumnos y las alumnas se incorporarán al primer curso de la Educación Primaria en el año natural en el que cumplan seis años.

La finalidad de la Educación Primaria es facilitar a los alumnos y las alumnas los aprendizajes de la expresión y comprensión oral, la lectura, la escritura, el cálculo, la adquisición de nociones básicas de la cultura, y el hábito de convivencia así como los de estudio y trabajo, el sentido artístico, la creatividad y la afectividad, con el fin de garantizar una formación integral que contribuya al pleno desarrollo de la personalidad de los alumnos y las alumnas y de prepararlos para cursar con aprovechamiento la Educación Secundaria Obligatoria.

La Educación Primaria se organiza en asignaturas y áreas con un carácter global e integrador y es impartida por maestros que tienen competencia en todas las áreas de este nivel. La enseñanza de la música, de la educación física y de los idiomas extranjeros la imparten los maestros con la especialización o cualificación correspondiente.

La acción educativa en esta etapa procurará la integración de las distintas experiencias y aprendizajes del alumnado y se adaptará a sus ritmos de trabajo.

En los primeros cursos de Educación Primaria (1º y 2º), existe  una gran variabilidad en los conocimientos y preparación de los alumnos. En el primer curso se comienza el aprendizaje de las técnicas instrumentales básicas (lectura, escritura y cálculo), sobre las que se apoyarán el resto de aprendizajes.

En los dos cursos siguientes (3º y 4º) se afianzan las técnicas adquiridas anteriormente así como la adquisición de otras de mayor dificultad.

En los dos cursos últimos de esta etapa (5º y 6º), se consigue un mayor perfeccionamiento de las técnicas básicas, a la vez que se ofertan aprendizajes de mayor complejidad. La estructura de cursos debe ser percibido por como un incremento de conocimientos y no como un cambio de método, forma de trabajo, evaluación, etc.